"Miedo y luces"

Es de noche y vuelvo a casa, solo, como siempre, caminando lentamente con la música de fondo en mis oídos miro con mil ojos cansados mi alrededor, luces azules, luces rojas, luces blancas, luces de noche tras de mi, tengo miedo a ciertos colores. Aprieto el paso y miro atrás, no hay nada, solo mi mente temerosa a ser castigado por llevar el sabor de la libertar en el bolsillo a cinco monedas el gramo.

Pasa un coche y le miro desafiante, falsa alarma, es un taxi con su taxista y sus ganas de terminar la jornada; aun así me ajusto la capucha, no quiero que la noche me vea la cara, tengo ojeras, los ojos rojos y el pelo revuelto. Sigo andando, hoy el camino es más largo de lo normal, será que voy pensando en tantas cosas y será que mi cuerpo o anda o piensa, y me siento en una valla para descansar, hoy hay luna llena; abro el bolsillo y me lío poesía seca con algo de tóxico tabaco; empiezo el camino de nuevo, ya queda menos, a lo lejos veo mi casa, y luces azules que me asustan de nuevo, otra vez fruto de mi imaginación, hay algo oscuro en todo esto, serán mis pulmones...

Entro en mi portal y busco las llaves, ahora a salvo de las luces ya puedo dormir en paz, apago la música y abro la cama, tengo los pies fríos y tardaré en desvanecerme entre sueños y delirios, pero no os preocupéis por mí, ahora ya no hay luces, ni rojas, ni azules, solo tranquilidad.



Escrito en Zainit-Aak.

No hay comentarios:

Publicar un comentario