"La hija de la vecina"

"La hija de la vecina",
no se por qué la llaman así si
ella también es vecina,
sería más lógico decir
"la niña del quinto",
la niña esa que no saluda a nadie más
que
a mí,
o
la niña esa que se parece a esa actriz tan de moda.

"La hija de la vecina" pasa
silenciosa
por el portal,
me sonríe sin
mirarme,
de una forma
tosca,
como si le diera pereza hacerlo.
Me paro,
me giro para verla
pero ella
nunca
mira atrás.
"La hija de la vecina" no
tiene esa voz angelical, ni
tiene esos ojos color deseo, ni
tiene esa sonrisa con la que me sonríe.
"La hija de la vecina" no
vive en el quinto, ni
vive en mi portal, ni
es hija de mi vecina.

"La hija de la vecina" es
esa niña esa que se parece a esa actriz tan de moda que no saluda a nadie más
que
a mí.

Escrito en Zainit-Aak.

No hay comentarios:

Publicar un comentario