Una amapola entre tu pelo.

El amanecer de los cinco soles nocturnos fue eclipsado por una solitaria luna azul; había madrugado en vano
y solo para ver unas esferas de fuego que encima se habían ocultado...


… sigo teniendo uno de los dados en la mano,                                            todo sería más fácil
si tuviera una piedra.
Me volvería a atar las converse si tú te quitaras esos tacones.

Podría tener una conversación en la que
mis preguntas
se respondieran                                     solas,
pero supongo que esta es la historia de un chico
demasiado extraño como para poder dejar de quererte…

Tan efímera es la felicidad como la realidad que te la otorga.
Sustituir sustituciones de sustitutivos para intentar sustituirte por otra;
amarte en silencio mientras espero quererte a voces…
rodilla al suelo, mirando al cielo y sin poderte decir ”te quiero", una amapola entre tu pelo,
todo se deshace                                 ,como un sueño,
llorar de nuevo
las mismas lágrimas de años atrás,
intentar olvidarte y oler tu perfume en el viento.

Ya está cerca,                           todo es el final,
                                   nada empezó nunca por lo que no puede terminar,
historias lejanas demasiado escritas.

Dejar flotar la mente entre planos astrales diferentes                          viendo la verdad
como es,                   como tú la ves,                            como tú quieres que sea...


Cortocircuito en mis neuronas, fuera de la red eléctrica
no podía hacerlo,             tenía que dejar de pensar,                                    todo se acerca al fin…
                        cuando todo estalle me gustaría recordarte como algo más que otra madrugada
solitaria.
Cerrar los ojos como si no pasara el tiempo,
abrir la boca para mentir que miento,
despertar lejos...                                                              todo sigue quieto...




… y después de todo, ¿con cuál de ellas te quedarías?


Escrito en Nörground.

No hay comentarios:

Publicar un comentario