Vida, parte uno.

[...] despertarse y
querer morir,

dormir hasta primavera,
hibernar
como un oso;
descansar y
dejar pasar el tiempo,
y la vida
también.
Vivir ausente,
más aún, soñar
continuamente
sin despertar,
sin preocupaciones
sin parar,
sin nada
real
a mi alrededor
que pueda
devolver(me) la realidad.

... mañanas de blanco y negro
tiradas
a la basura.

Vida
y basura
tiradas sobre
el blanco y negro.

Escrito en Koiræ.

No hay comentarios:

Publicar un comentario