Será la droga.

¡Pongamos de moda volar en extintores!
Soy un mensajero cósmico,
soy una polla en bicicleta,
soy un pez luminoso a pilas dentro de una farola con agua,
soy un mercenario del pánico,
soy droga en tus pulmones.                                     (Espejo)

Un mundo pos-apocalíptico eléctricamente inestable se acerca a un fin estático.
Es el tacto rugoso de unos dedos amputados rozando el corazón desde dentro,
no siento nada.
Los gatos lloran al amanecer.
El lento paso del invierno ha comenzado y las estrellas azules
son demasiado azules para mí...
Será la droga.

Ahora soy presa de tu historia,                                (Espejo)
todos estamos dentro ¿estás tú también?
Creo que necesito salir a recargar el brillo de mis ojos radiado nuclearmente.
la sirena de una ambulancia en mi mente,
ojos oscuros en la nocturnidad.

Sentir ulceriposas en el estomago.
Dulce enfermedad,
dulce música,
dulce dulzura,
maldito edulcorante vegetal,
dulce estupidez introspectiva,
y dulce voluntad sesgada...

Violar la libertad de impresión,
mi mano plateada y mis dedos de plumas
negras. Frío
en las paredes, ventana abierta y el humo blanco que pronto desaparecerá por ella,
pulmones oxidados y una leve sonrisa.
Será la droga.

Gracias por todo.

Escrito en Nörground.

No hay comentarios:

Publicar un comentario