Versos libres.

Y al final resultó que mis letras no tenían cabida en Bohemia.
Muchas luces y mucha palabrería absurda
pero a la hora de la verdad
muero solo y escondido entre cristales
sin nada que hacer o sin nada que querer
hacer.

Nihilismo poético
por llamarlo de alguna forma,
estancia prolongada en mi particular teatro en llamas.

Suena el piano de mi mente
enmascarado por la historia
sin contar
que alguien jamás inventó por o para mí.
Butacas vacías,                                                             ¿Y qué más da?
Preludio a la masturbación,
huevos a la escocesa,
sinfonía de gaita y faldas
                                                                                     de colegiala.



Parafraseo para frasantes y farsantes de mi locura espontanea.
Pasión de cría-cuervos y demás aves negras
que me dejarán caer y volver de resaca a casa disparando un revolver con la munición ya gastada.
Y alzar la frente
empapado por el mismo líquido que moja tus bragas de niña mala.
Interludio al sexo.


Tostadas de mermelada de mango y café para desayunar.
Naves espaciales dentro de cuadernos de soñadores eclécticos,
pájaros negros con plumas rojas,
lágrimas y renacuajos dentro de mi

vaso.
Postludio onírico en el que eyaculo dentro.

Sonajeros de hielo para recordar mientras bebo.
Beber para recordar que quería recordar,
                                                                                             no eran tiempos mejores porque nunca los hubo.
Recordar el placer ficticio de esnifar un gramo de algo,
cianuro,                                                por ejemplo...

                                                                                                                 Ya da igual quien o que
                                                                                                                  me haga caso.

Versos libres de significado y significante
con la única lógica que tú le pongas cuando lo leas

si es que lo haces...

No hay comentarios:

Publicar un comentario