Hazme de nuevo.

Recorro mi ciudad sobre
tu tabla de vida.
Soy un aprendiz de surfero.

Dame tu mano!,
no quiero caerme.


Enséñame!,                                                                     pequeña,
hazme sentir
la libertad,
la juventud;
hazme vibrar de nuevo.

Hazme creer en un abismo
sin final,
una perpetua caída
y un nuevo amanecer
dorado.
Hazme
de nuevo.


Pequeña
y enloquecida
criatura,
quédate esta noche.
Quédate
en mi ciudad
de papel.

No hay comentarios:

Publicar un comentario