Besos de lluvia.

Dejo el coche lejos de casa.
Vuelvo andando
y llueve,
llueve como llueve en esos poemas de amor
y lluvia.

Camino sonriendo
mordiéndome el labio
recordado el sabor de su boca.

Piso los charcos
algo en mi cabeza choca.
Las gotas empapan mi pelo
y mi cara.

Me quedo con ganas de más,
es tarde;
la imagen de su figura corriendo hacia el portal,
sus ojos,
su boca,
y el olor de su pelo...

Hoy no podré dormir.

Entro en casa y me dejo caer sobre la cama,
respiro,
miles de pensamientos
contradictorios,
todos.
Un enjambre de palabras y sentimientos.

Mi cabeza empapa la almohada
y siento un escalofrío
pero no es por la humedad,


por fin me he atrevido a besarla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario