Barcelona y cerveza en tus ojos.

Esta noche no hay una canción que te recuerde,
tampoco un beso de despedida.
Tan solo el recuerdo del tatuaje de tu espalda
y tu pelo
negro
apoyado sobre mi almohada.

                           *
Dices que mi voz te hipnotiza,
estamos a oscuras y no me apetece
dormir.

La cabeza me da vueltas

Quiero enamorarte,
yo ya lo he hecho.

(Ojala me despierte y sigas a mi lado)

Me duermo a medias,
sonrio
y suspiro
no encuentro una posición que no sea
a tu lado.

                             *
Despierto y no estás,
solo el calor
y el dolor de cabeza
que recuerda tus etílicos besos
de cerveza.