Dentro.

Las paredes están frías
y todas las gaviotas muertas cuelgan ya del techo.
Hay muchas maneras de amar.

El tiempo y sus traiciones y las tuyas
también,
y los huracanes tuertos sin espacio para descansar
nos dejan con el amargor
y la decepción de unos ojos frente al espejo.

Mareas profundas, oscuridad,
mareos internos, oscuridad.
El amor solo existe en las mentiras.

Infiernos y nidos de Cuco que te devoran al nacer las entrañas;
extrañas su cuerpo de plumas de cuervo.
¿Quién sabe si de verdad está dentro?

Nuestro baile del viernes lo haremos un lunes,
no será cómodo
pero los finales nunca lo son.

Después de follar nos quedamos callados,
las sábanas pegadas
y los pechos agitados.
sombrío sentimiento
y después
y después
nada...

No te imaginas lo pronto que se hace
¨demasiado tarde¨.